Comment

Qué hacer para reducir el estrés: consejos para vivir más relajado

Cómo reducir el estrés es una de las preocupaciones habituales de las sociedades modernas.

El estrés se ha convertido en la base de muchas patologías actuales como la ansiedad, los problemas emocionales o incluso trastornos digestivos. Por ejemplo, el síndrome del intestino irritable puede tener como origen unos niveles elevados de estrés crónico.

Me gustaría explicarte en el artículo de hoy qué es realmente el estrés y por qué se ha convertido en un enemigo a batir para mejorar la salud. Además al final del post te ofrezco unas ideas para aprender a manejarlo.

¿Qué es el estrés?

El estrés es uno de los mecanismos primarios que tiene tu cuerpo para responder a situaciones de peligro. Si te ataca un león, tu organismo desencadena una respuesta hormonal que le permite enfrentarse a la situación o huir de ella.

En ese momento, las hormonas del estrés como el cortisol o la adrenalina aumentan su concentración en el torrente sanguíneo y provocan diferentes efectos:

  • Aumento de la glucosa para aportar energía a las células
  • Incremento de la frecuencia cardiaca que eleva el flujo sanguíneo a los músculos
  • También se eleva la frecuencia respiratoria y así llega más oxígeno a las células.

Estos son solo algunos ejemplos de las reacciones corporales normales para hacer frente a la situación de peligro.

Cuando pasa la amenaza, todas estas reacciones desaparecen. El problema de nuestra sociedad es que las amenazas no son tan evidentes, sino que asumimos como tales los problemas en el trabajo, las malas relaciones familiares, el tráfico…

Esto provoca que vivamos en una situación de estrés permanente que daña nuestra salud.

A la búsqueda de métodos que rebajen el estrés

El primer paso es reconocer los signos que aparecen.

Debes aprender a identificar y manejar los causantes del estrés crónico.

  • Pueden ser síntomas emocionales como ansiedad, miedo, enfado, irritabilidad…

  • Otro tipo de síntomas habituales son los cognitivos, que incluyen dificultad para concentrarse o confusión.

  • También pueden presentarse alteraciones del comportamiento, cambios en los hábitos de alimentación, problemas para dormir.

  • O incluso síntomas físicos como dolor en el pecho, palpitaciones, mareos o dolores de cabeza.

Si eres consciente de cuáles son los signos de estrés y de las situaciones que los desencadenan, podrás poner en marcha mecanismos de defensa para controlarlo.

Voy a mostrarte aquí 5 métodos para reducir el estrés y la ansiedad de manera natural.

  1. Hacer ejercicio es una buena manera de controlar el estrés. Ayuda a reducir las hormonas relacionadas con él y con los problemas de sueño. Además las endorfinas que el cuerpo segrega tras el ejercicio consiguen que te sientas mejor y más relajado.
  2. Practica el mindfulness o atención plena. Aprender a vivir en el momento presente y deshacerse de los pensamientos negativos son buenas tácticas para evitar dejarte llevar por el estrés. Una idea útil es aprender técnicas de respiración consciente para retomar el control cuando la ansiedad aparece.
  3. Evita estimulantes como la cafeína o al menos reduce su ingesta. Esta sustancia no afecta del mismo modo a todo el mundo pero si eres especialmente sensible a sus efectos será beneficioso disminuir su consumo.
  4. Aprende a decir que no más a menudo. Hay situaciones que son incontrolables, pero en muchas ocasiones asumimos responsabilidades de otros o nos hacemos cargo de sus problemas por no atrevernos a decir que no. Practica la asertividad y evita las situaciones estresantes que no te corresponden.
  5. Busca tiempo para ti. Dedícate momentos relajantes y practica actividades que te gusten. Elige tus hobbies y premiate con un ritual de belleza y bienestar, en casa o en un centro especializado.

En esto último podemos ayudarte.

En Kare te ofrecemos programas de bienestar adecuados a tu situación personal. Si puedes venir a Donostia, contacta con nosotras y juntas veremos cuál de nuestros programas es el más adecuado para ti.

como reducir el estrés-min.jpg

Comment

Comment

Cómo mejorar el sistema inmune: seis consejos para no enfermar en vacaciones

¿Alguna vez te ha ocurrido que nada más empezar las vacaciones te pones enfermo? Esto es más habitual de lo que crees. Si te preocupa, seguro que te interesa ver los consejos que te traigo hoy para que sepas cómo mejorar el sistema inmune.

El ritmo acelerado y el estrés que arrastramos en la vida diaria producen la secreción de hormonas como la adrenalina y el cortisol que nos sirven para sacar adelante el trabajo diario. Cuando empezamos las vacaciones y frenamos, estas hormonas se reducen y el sistema inmune se resiente.

Además, se produce un cambio en el entorno habitual: en vacaciones es normal que nos desplacemos a otros lugares y cambiemos nuestras rutinas de alimentación y descanso.

También los aviones y los sistemas de aire acondicionado pueden favorecen la transmisión de virus.

Así que te recomiendo que, si quieres saber cómo mejorar tu sistema inmune y mantenerlo en buena forma para las vacaciones, sigas leyendo.

Seis consejos para mejorar tu sistema inmunológico

  • Empecemos por lo que ingerimos. La alimentación es siempre un pilar básico. Cuida lo que comes, apuesta por alimentos reales y evita los ultraprocesados. Estos están cargados de azúcar y aditivos, que deterioran tu metabolismo y desequilibran el sistema inmune. También es importante que elijas comida variada que aporte todos los nutrientes necesarios, sin carencias de ningún tipo.
  • Mantener el sistema digestivo limpio es vital para su funcionamiento correcto. La serotonina es un neurotransmisor indispensable para el bienestar emocional. Algunas investigaciones afirman que la serotonina se encuentra en células del sistema inmune y que podría servir para desencadenar la respuesta inmune. Ya que sabemos que un porcentaje elevado de la serotonina se produce en el intestino, para conservar el buen estado de tu sistema una opción adecuada puede ser la hidroterapia de colon.
  • La piel es el mayor órgano del cuerpo y su primera línea de defensa. Actúa como barrera frente a los microorganismos y las agresiones del exterior así que mantenerla bien hidratada y nutrida para que pueda cumplir su función es imprescindible.
  • Otro de los puntos claves es el sistema linfático. Tiene diferentes funciones y entre ellas se encuentra la defensa contra las infecciones. Los ganglios filtran la linfa y además se encargan de alojar los linfocitos, células inmunitarias encargadas de la producción de anticuerpos. Por ello, si quieres que tu sistema inmunitario funcione mejor, mantener un correcto drenaje linfático es fundamental. El masaje de drenaje linfático ayuda a evacuar el exceso de líquidos del cuerpo y devolverlo al sistema circulatorio para que sea eliminado al exterior.
  • Mantener un estilo de vida activo, aprovechar el buen tiempo y las vacaciones para hacer ejercicio en el exterior y tratar de establecer un hábito de movimiento que evite el sedentarismo es otro consejo interesante para mejorar el sistema inmune de forma natural. El ejercicio físico de suficiente intensidad provoca un incremento de la sudoración, lo que utiliza el cuerpo para eliminar toxinas a través de la piel.
  • Evita sobrecargar el cuerpo con tóxicos. El alcohol, el tabaco y otras sustancias poco saludables saturan el organismo y este necesita trabajar de forma intensiva para deshacerse de ellos, por lo que si quieres un sistema inmune en forma no le obligues a trabajar más de lo debido.

Ya sabes, si no quieres enfermar en vacaciones, es importante que cuides el sistema de defensa del cuerpo. En Kare estamos a tu disposición en Donostia para echarte una mano con ello.

como mejorar el sistema inmune-min.jpg

Comment

Comment

Conoce todos los secretos del agua en tu organismo

El verano es la época en que nos acordamos de beber agua. Cuando nos atacan las olas de calor, enseguida aparecen los medios de comunicación explicándonos la necesidad de mantenernos hidratados para evitar problemas de salud.

Aunque es en estos momentos de calor cuando sentimos sed y bebemos más, el cuerpo necesita agua para mantener sus funciones durante todos los días del año.

Hoy me gustaría hablarte del agua, cuáles son sus funciones dentro de tu organismo y por qué es imprescindible para la vida. Y la gran pregunta: ¿cuánta agua necesito beber al día?

Somos agua

El cuerpo se compone en su mayor parte de agua. El procentaje varía según el sexo y la edad, pero, como media, las mujeres tienen un 50-55 % y los hombres un 60 %.

La diferencia se debe a que las mujeres tienen más cantidad de tejido graso que los hombres y la grasa contiene un menor porcentaje de agua.

Asimismo, a medida que envejecemos perdemos masa muscular, por lo que la cantidad de agua también se reduce con los años.

Dentro del cuerpo, la cantidad de agua presente en los diferentes órganos y tejidos es muy variable. Desde el 83 % que encontramos en la sangre hasta el 10 % del tejido adiposo.

El agua corporal se encuentra repartida entre el compartimento intracelular y el extracelular. El intracelular es el mayor y lo forman aproximadamente dos tercios del agua total del cuerpo. El extracelular se divide entre el líquido plasmático y el intersticial.

¿Qué funciones cumple en agua en el cuerpo?

El agua cumple innumerables funciones para la vida. Aquí me gustaría citar algunas de las más importantes para ayudarte a comprender la necesidad de mantener un nivel adecuado de hidratación corporal.

  • Es el componente principal de muchos de los líquidos del cuerpo, como los jugos gástricos, la bilis, la sangre o el líquido sinovial.

  • Forma parte del mecanismo de regulación de la temperatura corporal mediante la sudoración.

  • Es el vehículo para la eliminación de las sustancias de desecho filtradas por el riñón a través de la orina.

  • También forma parte de los mecanismos de transporte de los nutrientes hacia las células.

Estos son solo algunos ejemplos que muestran cómo es imprescindible mantener los niveles de hidratación si queremos conservar el organismo funcionando a pleno rendimiento.

¿Qué sentimos cuando nos deshidratamos?

El primer signo de deshidratación que sentimos es la sed. Puede que notes la boca seca o pegajosa y además la orina sea oscura y concentrada. También puedes sentir dolor de cabeza o calambres musculares. Todos estos son síntomas de una deshidratación leve.

Cuando avanza y el cuerpo sigue sin recibir el líquido que necesita, el volumen de orina disminuye aún más y puede llegarse a la anuria, es decir, ausencia total de orina.

La piel está seca, la respiración y la frecuencia cardiaca se aceleran y los ojos se ven hundidos.

Estos síntomas físicos se pueden acompañar de cambios en el comportamiento como confusión, aturdimiento o irritabilidad.

El último estadio es el delirio, la inconsciencia y el shock por la falta de flujo sanguíneo suficiente.

Y la pregunta final: ¿cuánta agua debemos beber?

Esta es una pregunta con difícil respuesta ya que el valor depende de muchas variables.

Lo primero que debes saber es que a diario pierdes agua debido a procesos fisiológicos: por la respiración, el sudor, la orina… todo este agua debe ser repuesta.

También hay que tener en cuenta que la ingesta de agua se produce a través de los líquidos pero también, en un porcentaje menor, de la comida.

Tus necesidades dependen de diversos factores. Por ejemplo, de la cantidad de ejercicio físico que realizas, de la zona climática en la que vives, de si estás embarazada o en periodo de lactancia e, incluso, de tu estado de salud ya que si tienes fiebre o una gastroenteritis la pérdida de agua será superior.

Por tanto, puedes tomar como referencia los ocho vasos de agua al día. Es una cifra fácil de recordar y una buena base. A partir de ahí, valora tus necesidades personales.

Si no sientes sed habitualmente, tu piel no está seca y la orina es clara o incolora, tus necesidades de líquido estarán cubiertas.

cuanta agua necesito-min.jpg

Comment

Comment

Elimina toxinas de tu organismo para mantenerte sano

Aunque es algo que no nos paramos a pensar a menudo, es cierto que en nuestro entorno encontramos productos tóxicos que pueden afectar negativamente a nuestra salud. Por ello, es conveniente saber cómo eliminar toxinas del cuerpo.

Estas sustancias nos rodean y nuestro cuerpo las absorbe mediante la ingesta, la respiración o a través de la piel.

El organismo tiene medios para deshacerse de ellas e impedir los daños, pero en ocasiones, cuando la exposición es muy elevada o los sistemas internos de limpieza fallan, las toxinas pueden acumularse en las células y producir daños en forma de enfermedades.

En la mayoría de los casos, el efecto es acumulativo, es decir, cuando el nivel de toxinas del cuerpo sobrepasa un límite, el organismo sufre las consecuencias. Quizá hasta entonces habías estado expuesto a ellas sin consecuencias.

¿Dónde se sienten los efectos de las toxinas?

Pueden afectar a cualquier parte del cuerpo.

Por ejemplo, en el cerebro se sienten en forma de pérdida de memoria, menor capacidad de concentración, dolores de cabeza o vértigos. La piel pierde luminosidad y presenta granitos o erupciones. Puede aparecer inflamación abdominal y retención de líquidos en las piernas.

¿Cómo absorbe el cuerpo esos tóxicos?

Existen diferentes formas de asimilar estos productos. Te doy algunos datos.

  • Por la piel puedes absorber metales pesados como el plomo o el mercurio provenientes de cremas o productos cosméticos.

  • El BPA, un disruptor endocrino presente en algunos plásticos utilizados en utensilios para contener comida, puede entrar en tu cuerpo con la comida.

  • Asimismo, los pesticidas que puede haber en algunos alimentos o los aditivos propios de comidas ultraprocesadas pueden resultar tóxicos para el organismo según la cantidad ingerida.

  • Mediante la respiración, inhalas humo y productos contaminantes presentes en el aire. Incluso compuestos volátiles de algunos detergentes o productos de limpieza.

  • Ciertos hábitos nocivos, como el consumo de tabaco y alcohol, también son responsables de daños causados en las células.

¿Cómo se libra nuestro cuerpo de las toxinas?

El organismo tiene sistemas encargados de la “limpieza” interna.

Los riñones filtran todo el volumen sanguíneo unas cuarenta veces al día así que, cuando funcionan a pleno rendimiento, son un sistema purificador muy eficaz para librarse de ciertas toxinas hidrosolubles que se eliminan por la orina.

El hígado es otra de nuestras centrales de limpieza. Se encarga de metabolizar toxinas presentes en la sangre y eliminar los residuos. Algunos se excretan en la bilis y se eliminan por las heces, mientras que otros pasan a la sangre para que los riñones los filtren y puedas deshacerte de ellos en la orina.

Los pulmones se encargan de la eliminación del CO2, un desecho metabólico que el cuerpo produce como resultado de la respiración.

La piel también trabaja para mantener el cuerpo libre de compuestos nocivos. Mediante el sudor, expulsa toxinas al exterior.

¿Cómo ayudar a tu cuerpo a deshacerse de las toxinas?

Como ves, tu organismo está muy bien diseñado para mantenerse limpio de tóxicos, pero es cierto que, cuando estos sistemas no funcionan a la perfección, el cuerpo se resiente.

Esto puede deberse a alguna patología que merma las funciones de estos sistemas o bien porque ingieres más productos tóxicos de los que puedes eliminar.

Vigilar la alimentación, la calidad del aire que respiras o los compuestos presentes en cosméticos y cremas que aplicas en la piel, es muy importante para no saturar los sistemas de purificación del organismo.

Y, de vez en cuando, no está de más que les eches una mano con algún tratamiento que ayude en el proceso de limpieza.

En Kare tenemos varios programas que te ayudarán a desintoxicar el cuerpo, como el drenaje linfático o la hidroterapia de colon. Habla con nosotras y te explicaremos cómo estos procedimientos contribuyen a mejorar el funcionamiento de tu organismo y cuál de ellos es el que más te conviene.

eliminar toxinas-min.jpg

Comment

Comment

Una microbiota intestinal saludable es clave para tu bienestar

En todas partes oímos hablar de la microbiota y su relación con la salud.

Ya no es un tema que interese solo a médicos y científicos, sino que todos queremos conocer su influencia en nuestra vida.

Hasta el año 2014, el término que se utilizaba para hablar de ella era flora intestinal, pero este nombre se relaciona con plantas y especies vegetales que se encuentran muy alejados en estructura de las bacterias que en realidad lo forman. Por ello, se decidió modificarlo y en la actualidad se hace referencia a la microbiota.

Pero, ¿qué es en realidad la microbiota intestinal?

Voy a darte una definición que aparece en la revista española de enfermedades digestivas: la microbiota hace referencia a la comunidad de microorganismos vivos residentes en un nicho ecológico determinado como el intestino humano.

Los últimos cálculos realizados estiman la proporción de bacterias y células humanas en el organismo de casi 1:1, es decir, casi existe el mismo número de bacterias que de células en el cuerpo. Increible, ¿no te parece?

La mayor parte de estas bacterias residen en el colon, una parte del intestino. Y su diversidad es inmensa. Hay más de mil especies diferentes de bacterias y la mayor parte de ellas son anaerobias, o sea, que viven sin oxígeno.

Las variedades de bacterias presentes en un organismo adulto dependen del estilo de vida y la dieta.

La microbiota intestinal se ocupa, entre otras tareas, del mantenimiento de la mucosa intestinal en buenas condiciones, realizan funciones metabólicas y nutricionales y toman parte en la respuesta inmune de defensa frente a microorganismos causantes de enfermedades.

Además se encargan de la síntesis de algunas vitaminas, como la vitamina K.

También es importante reseñar que existe una conexión entre el cerebro, la microbiota y el intestino. Esta relación se produce en las dos direcciones: el cerebro puede cambiar la microbiota intestinal mediante modificaciones de secreciones y movimientos intestinales y la microbiota puede estimular diferentes receptores que provoquen respuestas cerebrales didersas.

¿Cómo afecta una microbiota alterada a la salud?

Las bacterias que componen la microbiota viven en una relación simbiótica con el huésped. Esto quiere decir que ambos se aprovechan de ella y obtienen beneficios.

Cuando aparece un desequilibrio en esta relación, decimos que existe una disbiosis y esto supone la aparición de ciertas patologías. Hay algunas que están directamente relacionadas como la enfermedad inflamatoria intestinal o el síndrome del intestino irritable.

En otras patologías, como la enfermedad celiaca, parece que hay relación entre los cambios de la microbiota y la aparición de la enfermedad.

En diferentes estudios se relaciona la microbiota con problemas hepáticos y diferentes tipos de cáncer digestivo.

Estrategias que nos ayudan a cuidar la microbiota

Debemos tener en cuenta que nuestra microbiota intestinal necesita nutrientes. Los prebióticos son hidratos de carbono que nuestro organismo no puede digerir y que las bacterias intestinales utilizan para alimentarse. Por tanto, las modificaciones de nuestros hábitos nutricionales afectarán a la calidad de la microbiota.

Evitar tóxicos como el alcohol y el tabaco, así como llevar una vida activa son estrategias adecuadas para mantener una microbiota saludable.

Además mantener un buen función y motilidad intestinal que evite el estreñimiento también es conveniente. Nuestras sesiones de hidroterapia de colon son un una forma muy adecuada de cuidar tu intestino.

Si quieres conseguir una buena salud intestinal, consúltanos tus dudas y te explicaremos cómo podemos ayudarte en tu caso.

microbiota.jpg

Comment

Comment

Descubre cómo evitar las piernas pesadas este verano

En el verano, cuando llega el calor, es muy habitual sentir que las piernas se hinchan. Sobre todo, si pasas mucho tiempo de pie, quieta en la misma postura, notarás los pies y los tobillos inflamados al final del día.

Esto provoca dolor y cansancio. Las piernas cansadas son mucho más habituales en esta época del año.

¿Sabes por qué ocurre? Si te interesa conocer las causas de este problema, sigue leyendo y te lo cuento.

El sistema circulatorio: algunos datos que te interesa saber

El sistema circulatorio se encarga de llevar la sangre a todas las partes del cuerpo. La sangre es el medio en que se transportan los nutrientes y el oxígeno necesarios para la vida, así que un sistema circulatorio en buen estado es primordial para mantener una buena salud.

El sistema circulatorio se compone del corazón, que es la bomba que impulsa la sangre, y los vasos sanguíneos por los que esta circula.

Existen dos sistemas circulatorios en el cuerpo.

Por un lado tenemos el sistema circulatorio pulmonar. Es el que lleva a sangre a los pulmones para realizar el intercambio gaseoso, dejar el dióxido de carbono que será eliminado y recoger oxígeno para transportarlo a todas las células.

Por otra parte, está el sistema circulatorio sistémico. La sangre regresa de los pulmones cargada de oxígeno y el corazón la bombea hacia el organismo.

Los vasos sanguíneos que llevan la sangre oxigenada son las arterias. La arteria principal que sale del corazón es la aorta y a partir de ella se van creando ramas que alcanzan todo el organismo.

A cada célula llegan los capilares, las ramificaciones más pequeñas con paredes muy finas que permiten que el oxígeno y los nutrientes pasen a las células. Estos se conectan con unas venas finísimas que recogen dióxido de carbono y productos de desecho para su eliminación.

Las venas transportan la sangre de vuelta al corazón. En su interior existen unas válvulas que la fuerzan a circular en la dirección correcta. Cuando estas válvulas no son eficaces, se dificulta el retorno de la sangre de las piernas (que tiene que circular en contra de la gravedad) lo que provoca hinchazón y edema.

La sangre retenida produce dilatación de las venas, lo que se conoce como varices, que no son más que venas insuficientes.

¿Qué se siente con una insuficiencia venosa leve?

Lo más evidente es la inflamación de los miembros inferiores por el líquido que se acumula.

Además es muy común notar dolor, hormigueo y picor en las piernas debido a la dificultad de retorno de la sangre.

Es más habitual en mujeres debido a la influencia de las hormonas femeninas en este proceso, pero también los hombres pueden sufrirlo.

¿Qué factores pueden favorecer la pesadez de piernas por insuficiencia venosa?

Los cambios hormonales provocan el aumento de la retención de líquido, lo que causa mayor dificultad en el retorno venoso desde los miembros inferiores.

La genética también cuenta en este caso. La predisposición a padecer varices va grabada en nuestros genes y el paso de los años hace que se manifiesten.

Por supuesto, los hábitos de vida sedentarios y la mala alimentación, así como el consumo de tabaco que empeora la circulación son factores a evitar si quieres mejorar la hinchazón y pesadez de las piernas.

En Kare tenemos un programa específico para mejorar la sensación de cansancio en las piernas. Si te interesa, consúltanos y te explicaremos los detalles.

piernas cansadas-min.jpg

Comment

Comment

Utiliza la atención plena para mejorar tu vida

Vivimos en la era del exceso de información. Estímulos constantes compiten entre sí para atraer nuestra atención. Gracias al teléfono móvil inteligente nos sentimos conectados todo el tiempo. Pero en todas estas ventajas hay un efecto secundario que tendemos a olvidar: la dificultad para mantener la concentración.

Ya existen estudios que asocian el elevado consumo de contenido multimedia de niños y adolescentes con el desarrollo del trastorno por déficit de atención. Nos estamos acostumbrando a la elevada velocidad de respuesta de ordenadores y otras pantallas y saltamos de un contenido a otro sin enfocarnos ni retener lo que estamos recibiendo.

Como antídoto para combatir estos problemas, cada vez se escucha más hablar de los métodos para lograr la atención plena o, como se dice en inglés, el mindfulness.

Voy a contarte hoy qué son estas técnicas y cómo pueden ayudarte a mejorar tu vida.

¿Qué es la atención plena?

Su definición más simple se refiere a nuestra capacidad de mantener un estado de consciencia, sin reaccionar a todos los estímulos que nos pasan por delante saltando de uno a otro. Se trata de estar presentes en aquello que estamos haciendo.

Esta capacidad es innata, pero el estilo de vida acelerado y lleno de señuelos que nos invitan a seguirlos, ha conseguido que necesitemos entrenarla para poder desarrollar su máximo potencial.

¿Qué beneficios nos trae desarrollar esta capacidad?

Ser capaces de mantener un estado de atención plena consigue reducir los niveles de hormonas del estrés que segrega el organismo.

Además nos ayuda a mejorar nuestro rendimiento en el trabajo y en la vida ya que conseguimos incrementar la concentración necesaria para las tareas más complicadas.

También podremos aumentar el bienestar, mantener la serenidad y evitar la necesidad de reaccionar a todo lo que pasa por nuestra mente. Esos momentos de atención plena son un descanso que nos permite después recuperar el ritmo en nuestras actividades.

¿Cómo puedes entrenar esta aptitud y mejorar tu vida diaria?

Hay algunas pautas que puedes empezar a establecer en tu actividad rutinaria que te ayudarán a encaminarte hacia un estado de conciencia más plena.

  • Aprovecha el momento del despertar para comenzar el día con otra perspectiva. Siéntate en la cama o en una silla, el cambio de posición evitará que vuelvas a dormirte. Haz una serie de respiraciones profundas y pregúntate a ti mismo cual es tu propósito para el día que empieza. A lo largo del día, busca momentos en los que revisar si tus actividades siguen bien enfocadas en mantener ese propósito.
  • Sé consciente cuando estás comiendo. Centrarte en el momento te ayudará a controlar lo que comes y a evitar ingestas compulsivas de alimentos que te perjudican. Realiza otra serie de respiraciones controladas antes de comer y escucha a tu cuerpo, siente el hambre o la plenitud cuando terminas, aprende a distinguir diferentes sensaciones físicas. Come despacio, sintiendo.
  • Deja que tu cerebro consciente se imponga a tu piloto automático. A lo largo del día realizamos muchas actividades sin pensar en lo que estamos haciendo. Esto es positivo porque permite al cerebro consumir menos energía utilizando rutas y pensamientos ya conocidos. Sin embargo, para estimular la neuroplasticidad o creación de nuevas rutas neuronales, es importante acostumbrarse a realizar actividades diferentes que obliguen a pensar nuevas acciones y soluciones. Cada acción realizada de forma intencionada fortalece nuestro cerebro.

Hay muchas otras actividades que podemos trabajar casi sin darnos cuenta para fortalecer nuestra capacidad de atención plena. Y siempre recuerda lo primordial: busca tu propio bienestar en todas las áreas de la vida.

Nosotras en Kare trabajamos para acercarnos a la belleza través del bienestar. Ven a conocernos.

atención plena-min.jpg

Comment

Comment

Algunos datos que no sabías sobre los protectores solares

En el artículo anterior te hablaba de los beneficios para la salud de la exposición controlada al sol. Te dejo enlazado el artículo por si todavía no lo has visto y te apetece leerlo.

Hoy me gustaría continuar con este tema pero desde otra perspectiva: la de los protectores solares, productos que, en teoría, nos permitirán recibir la radiación solar y evitar sus riesgos.

En los últimos tiempos se ha creado cierta controversia sobre la seguridad de los bloqueadores solares. Quiero aportarte información sobre este tema para facilitar la elección de tu protección.

Vamos a por los datos.

La piel: el órgano de mayor tamaño de tu cuerpo

La radiación solar es recibida en nuestro cuerpo por la piel expuesta siempre que estamos en la calle.

La piel se protege de los rayos solares mediante la producción de melanina que, además, es la responsable del tono de piel, cabello y ojos de cada persona.

La melanina absorbe la radiación solar para defender la piel. Cuanta más melanina tenga, más se oscurecerá y mejor protegerá del sol.

No todas las personas poseen la misma cantidad de melanina ni se broncean igual. Sobre todo, los fototipos más claros, necesitan proteger su piel para evitar quemaduras y otros problemas graves.

Otro dato que no hay que olvidar: la piel tiene capacidad de absorber las sustancias que depositamos sobre ella y que, en algunos casos, llegan al torrente sanguíneo y alcanzan los órganos de nuestro cuerpo. Asimismo, pueden ser secretadas después en la leche materna o, en mujeres embarazadas, atravesar la placenta y llegar al feto.

Por tanto, si queremos proteger la piel y además no contaminar nuestro organismo o incluso el medio ambiente, es importante prestar mucha atención al protector solar que utilizamos.

Diferentes protectores solares

Existen protectores solares químicos y físicos.

Los protectores químicos

Son las cremas de sol tradicionales.

Cada vez existen más dudas sobre los efectos secundarios de muchos de los componentes de estas cremas. Hay muchos que se consideran disruptores endocrinos, es decir, sustancias que son absorbidas por el cuerpo y que actúan como hormonas en el organismo.

Además muchos de ellos no son fácilmente biodegradables y pueden ser tóxicos para otros organismos vivos.

En este link, en el anexo VI, se encuentra la lista de los filtros ultravioletas admitidos en los productos cosméticos.

Otro dato a tener en cuenta. Cuidado con los protectores solares en spray. A pesar de ser mucho más cómodos de aplicar, también es más probable inhalar los compuestos químicos que lo componen por lo que entrarían de forma mucho más rápida y directa al organismo.

Los protectores físicos

Actúan reflejando la luz ultravioleta, no dejan que la radiación llegue a la piel. Esta tampoco los absorbe por lo que se pueden utilizar en niños y mujeres embarazadas.

Los que más se usan son:

  • el óxido de zinc

  • el dióxido de titanio

Su mayor inconveniente es que resulta difícil aplicarlos y extenderlos, además de dejar la piel blanquecina. Por ello su uso resulta menos apetecible.

En los últimos tiempos se está trabajando para mejorar su formulación y evitar estas desventajas. También se están sustituyendo estos componentes por nanopartículas de los mismos que, al ser mucho más pequeñas, resultan invisibles al ojo humano. Aunque la seguridad de las nanopartículas no está aún suficientemente estudiada por lo que quizá sea recomendable evitarlas.

También existen los protectores solares biológicos, pero sobre ellos aún hacen falta estudios que demuestren su efectividad.

Como puedes ver, este es un tema sobre el que se puede debatir mucho. Espero haber conseguido aquí fomentar tu curiosidad y que te plantees un uso consciente e informado de la necesaria protección solar.

protectores solares.jpg

Comment

Comment

La importancia de la exposición solar con sentido común

Parece que el invierno se va alejando en nuestro entorno. El sol y el verano se acercan a Donostia.

Desde Kare, este estudio donde ayudamos a las personas a acercarse a la belleza a través del bienestar, me gustaría hablarte hoy de los riesgos de la exposición descontrolada a la radiación solar, pero también de los beneficios que aporta el sol a nuestra salud.

¿Es necesaria la exposición al sol?

Desde siempre, el sol ha sido considerado un complemento en la curación de enfermedades. En la antigüedad se aprovechaba aquello que ofrecía la naturaleza para mejorar la salud y la luz solar era una de las opciones disponibles.

Por ejemplo, sabíamos que la exposición al sol mejoraba algunos problemas de la piel y en el siglo pasado se utilizaban baños de sol para aliviar a los pacientes con tuberculosis.

La exposición al sol es necesaria y me gustaría contarte cuáles son algunos de los beneficios que puedes obtener de ella.

Algunos beneficios que aporta el sol a nuestra salud

La vitamina D es vital para mantener tus huesos fuertes ya que ayuda a que el organismo absorba el calcio. También es muy importante para que tu sistema inmune funcione de forma correcta. Pero tu cuerpo no puede sintetizar esta vitamina por sí mismo, necesita la exposición directa a la luz solar para crearla a partir de moléculas precursoras. Por tanto, para mantener unos niveles adecuados de vitamina D el sol es necesario, aunque también puedes ayudar con suplementos o ciertos alimentos como los pescados grasos o la yema de huevo.

Otro de los beneficios que aporta la exposición al sol es la regulación de los ritmos circadianos y de descanso. Los ritmos circadianos marcan el correcto funcionamiento de la fisiología, el metabolismo y el ritmo de sueño y descanso. En este enlace puedes leer más sobre trastornos del sueño en nuestro blog.

La ausencia de la luz solar se relaciona con índices mayores de depresión. Durante el invierno, es habitual sentir una disminución de la energía. La luz brillante aumenta la producción de serotonina, un neurotransmisor relacionado con el estado de ánimo. Su reducción se ha asociado durante años a los sintomas depresivos. Por ello parece importante mantener una correcta exposición al sol para mejorar el ánimo. ¿No es cierto que nos sentimos de mejor humor cuando hace buen tiempo?

La salud visual también se ve afectada por un menor acceso a la luz natural. Hay muchos estudios que relacionan pasar más tiempo al aire libre con la reducción de los niveles de miopía. En este enlace te dejo acceso a un estudio que habla de la reducción de tasas de miopía en niños con más permanencia en exteriores.

Riesgos de la exposición al sol

A pesar de los inumerables beneficios que aporta la exposición solar, es cierto que existen riesgos que debemos tratar de minimizar. El melanoma es probablemente el más grave de ellos pero también existen otros como el envejecimiento prematuro de la piel, la aparición de arrugas y manchas o el riesgo de quemaduras. Para prevenirlos, es importante que la exposición al sol se realice de forma controlada, gradual y progresiva.

Además debes tener en cuenta tu propia tolerancia a los rayos solares, utilizando el sentido común: cuando la piel comienza a ponerse roja, es suficiente. Tampoco olvides el lugar del mundo donde te encuentras: los rayos solares no inciden igual en unas latitudes que en otras.

Y, por último, no hay que dejar de lado los diferentes tipos de protectores solares, pero de ellos te hablaré más detenidamente en un próximo artículo.

sol-min.jpg

Comment

Comment

Conoce algunos de los problemas que te quitan el sueño

Tener un ritmo de sueño y descanso de calidad es importante para mantener una vida saludable. Los trastornos del sueño en adultos son causa de problemas de salud que pueden convertirse en algo grave si se mantienen en el tiempo.

Para empezar a centrar este tema, voy a hablarte primero de cuales son las fases de un ciclo de sueño saludable.

Fases del sueño

La primera fase es aquella en la que te encuentras entrando y saliendo del sueño. La actividad de los músculos se va relajando. Aquí es muy fácil despertarse.

En la segunda fase disminuye aún más el tono muscular, se para el movimiento ocular y el sueño va haciéndose más y más profundo.

En la tercera y cuarta fase el sueño es tan profundo que si te despiertas ahora te sientes perdido. En estas fases es cuando realmente estamos descansando, por lo que es muy importante que no se interrumpan.

En la siguiente etapa, la fase REM, es en la que sueñas. Las ondas del cerebro son similares a las de la vigilia y si te despiertas en esta fase recordarás lo que estabas soñando.

El recorrido por todas las fases del sueño dura entre 90 y 120 minutos y se repite durante toda la noche.

Cuando tu ciclo de sueño se ve interrumpido a menudo y no se completan todas las fases, te sentirás cansado, con dificultades para concentrarte y problemas de atención al día siguiente.

¿Cuáles son algunos de los trastornos del sueño en adultos? ¿Qué los causa?

Existen diferentes problemas de sueño más o menos habituales entre los adultos. Voy a explicarte aquí algunos de ellos.

  • Trastornos del ritmo circadiano

Nuestro cerebro funciona siguiendo un reloj interno que se sitúa en el hipotálamo. Existe un ritmo “normal” de sueño y vigilia regulado por él y se denomina ritmo circadiano. Este ritmo influye en la producción hormonal, en la actividad cerebral e, incluso, en la regeneración celular.

Los desórdenes del ritmo circadiano se deben a problemas como el jet lag, el trabajo a turnos, cambios en la rutina de acostarse o levantarse, algunos problemas de salud como el Parkinson o la enfermedad de Alzheimer y, en ocasiones, aparece durante el embarazo.

  • Insomnio

Las personas que padecen insomnio pueden presentar problemas para conciliar el sueño, numerosos despertares durante la noche o despertarse demasiado temprano.

Esta situación afecta a las actividades de la vida diaria ya que no se descansa lo suficiente.

El insomnio tiene muchas causas. El estrés, los problemas de ansiedad o depresión son algunas de ellas. También hay medicamentos que presentan este efecto secundario.

  • Ronquidos y apnea del sueño

Los ronquidos se producen cuando el aire atraviesa los tejidos de la garganta que se encuentran totalmente relajados. El ronquido es un problema por el sonido que produce, pero además puede conducir a algo más serio como es la apnea del sueño.

La apnea del sueño ocurre cuando la vía aérea superior se encuentra completa o parcialmente bloqueada e interrumpe la respiración durante cortos periodos de tiempo, lo que provoca que el paciente se despierte. Esto causa que durante el día, la persona se sienta somnolienta por los múltiples despertares sufridos durante la noche. Es necesario estudiar las causas de la apnea del sueño ya que este problema puede tener consecuencias graves.

La necesidad de un buen descanso es conocida por todos. Estos son algunos de los trastornos más habituales, pero existen otros muchos. Si te interesa el tema, puedo hablarte de otros en próximos artículos.

De todas formas, si sientes que no descansas lo suficiente, puedes empezar a buscar rutinas que mejoren tu proceso de sueño. En Kare tenemos un programa para ayudarte regular el sueño. Consúltanos y te explicaremos en qué consiste.

trastornos del sueño-min.jpg

Comment

Comment

Apuesta por la alimentación para mejorar tu salud

El estilo de vida que llevamos a diario, el ritmo de vida acelerado y al mismo tiempo sendentario, influyen en la salud de manera muy directa y provocan dolor e inflamación crónica.

Existen además enfermedades autoinmunes cuyos brotes se disparan por culpa del estrés.

Muchas personas dependen de medicamentos antinflamatorios para sobrellevar el dolor.

Seguro que muchas veces te preguntas si no habrá algo que puedas hacer para combatir este círculo de dolor e inflamación. La alimentación puede ser la respuesta a esta pregunta.

Hoy me gustaría hablarte sobre alimentación antinflamatoria y sobre cómo puedes utilizar lo que comes para combatir y mejorar tus síntomas.

¿Cómo funciona el proceso inflamatorio?

El sistema inmune es el defensor de tu cuerpo. Cuando tu organismo detecta una agresión se desencadenan los procesos antinflamatorios encargados de protegerte. El agresor puede ser un microrganismo, un agente químico o incluso el polen de una planta. Por tanto, la inflamación es un mecanismo necesario de defensa.

El problema surge cuando la inflamación persiste en el tiempo, incluso sin nada que agreda al cuerpo. En ese momento, la propia inflamación crónica es el enemigo.

¿Qué podemos hacer para combatir la inflamación crónica?

Existen alimentos a nuestra disposición que promueven la inflamación. Afectan a nuestro organismo y provocan que ese proceso inflamatorio que debería ser nuestro aliado se convierta en el causante de dolor, inflamación articular, problemas digestivos y muchos otros.

Los alimentos procesados que consumimos se manipulan y se les añaden sustancias químicas para potenciar su sabor o aumentar su durabilidad. Este procedimiento agrede al organismo y favorece la inflamación crónica.

Estos alimentos, conocidos por todos, incluyen:

  • los refrescos azucarados

  • los carbohidratos refinados (pan y pastas no integrales)

  • alimentos procesados con grandes cantidades de sal y saborizantes artificiales añadidos, como patatas fritas y otros aperitivos

  • carnes rojas manipuladas como salchichas y hamburguesas industriales.

Estos alimentos también se asocian a otras enfermedades crónicas propias de las sociedades occidentales como la diabetes o patologías cardiovasculares. Por supuesto, el aumento de las tasas de obesidad entre la población, incluso infantil, es consecuencia directa de una dieta basada en alimentos ultraprocesados.

¿Existe un tipo de alimentación antinflamatoria?

No toda la comida que nos consumimos potencia los problemas de salud. También podemos optar por productos que combaten la inflamación y ciertas patologías crónicas cuando los incorporamos de forma regular a nuestra dieta.

Una dieta basada en verduras y frutas, sobre todo aquellas ricas en antioxidantes naturales y polifenoles que aportan beneficios a nivel cardiovascular, ayuda a combatir los efectos nocivos de la inflamación cuando esta se convierte en crónica.

Por citar algunos de estos alimentos, deberíamos añadir a nuestra dieta verduras de hoja verde como espinacas, frutas ricas en antioxidantes como frutos rojos o cítricos, frutos secos o pescados como el salmón con un alto contenido en ácidos grasos saludables.

Si necesitas ayuda para mejorar tu alimentación, recuerda que puedes llamarnos. En Kare, nuestro estudio de bienestar de Donostia-San Sebastián tenemos programas para mejorar tu vida enfocados en la nutrición saludable.

alimentación saludable-min.jpg

Comment

Comment

Radiofrecuencia facial: un rostro más joven sin cirugía

En la vida llega un día, de repente, en que empiezas a ver en tu cara ciertos detalles que antes no estaban ahí.

Esos primeros signos de la edad que se empiezan a notar en la piel suelen ser la pérdida de firmeza y unas finas líneas de expresión que ya no desaparecen enseguida como antes.

En ese momento, puede que te plantees mejorar el aspecto de la piel de tu rostro, pero la cirugía no suele ser la primera opción. Buscas un tratamiento eficaz pero menos agresivo. Ahí es donde te encuentras con la radiofrecuencia facial.

Hoy quiero hablarte de ella y darte algunas pistas de por qué es tan popular para ayudarte a mostrar tu mejor cara.

¿Qué es la radiofrecuencia facial?

La radiofrecuencia facial es una tecnología que se aplica en la piel del rostro o del cuerpo (si te interesa leerlo, tenemos un artículo en el blog: mejora el aspecto de la piel con radiofrecuencia) para estimular el colágeno y provocar un aumento de la producción del mismo. Este aumento de colágeno consigue mejorar la flacidez de la piel.

El tratamiento no provoca dolor ni molestias. Únicamente se siente un leve aumento de la temperatura facial.

¿Qué beneficios aporta el tratamiento con radiofrecuencia?

El uso de esta tecnología sobre la piel de la cara y el cuello estimula las células productoras de colágeno, como los fibroblastos. Esto produce un aumento de las fibras formadas por esta proteína que redensifican la piel.

Gracias a ello se crea un aumento de la tensión de la piel y se provoca un lifting facial. Se levantan los pómulos y la línea de la mandíbula se ve más definida. También ayuda a suavizar las finas líneas de expresión que aparecen en el rostro, como los surcos que van de la nariz a la boca.

Otro de los efectos de esta tecnología sobre la piel es el aumento de la oxigenación en las células y una mejora en la luminosidad de la piel.

Con todo esto, tendremos un efecto de buena cara sin ninguna intervención agresiva.

¿Quién se puede beneficiar de este tratamiento?

Este tratamiento se suele aplicar en personas de entre 30 y 50 años, que empiezan a apreciar descolgamiento y laxitud de la piel y pequeñas arrugas. Estas personas no quieren un tratamiento quirúrgico, sino que simplemente están interesadas en mejorar su aspecto de una forma sencilla.

Se utiliza sobre todo en la frente, bajo los ojos, en los pómulos, la línea de la mandíbula y el cuello.

Es posible complementar la aplicación de la radiofrecuencia en el rostro con otros tratamientos cosméticos que potencien sus efectos.

¿Cuáles son las contraindicaciones de la radiofrecuencia facial?

Durante el tratamiento, el paciente siente calor en el rostro. Algunas personas experimentarán un leve enrojecimiento de la piel que desaparecerá en un par de horas.

En personas con piel sensible, es muy importante regular la temperatura para evitar la rotura de capilares que aumenten el enrojecimiento. De hecho, no se recomienda en aquellas personas que sufren rosácea o cuperosis severa.

Es importante analizar las características personales para planificar el tratamiento más adecuado en cada caso. Consúltanos si tienes dudas y te las aclararemos.

radiofrecuencia facial-min.jpg

Comment

Comment

¿Cómo envejece nuestro cerebro?

Vivimos en una sociedad envejecida.

Por ello, cada vez nos resultan más interesantes los estudios sobre cómo se produce el envejecimiento en la población para, gracias a estos conocimientos, tratar de retrasar al máximo sus efectos .

Hoy me gustaría hablarte sobre este tema, más en concreto sobre el envejecimiento del cerebro y su relación con las hormonas sexuales.

Ya sabes qué son las hormonas, ¿verdad? Por si acaso, déjame que te lo explique. Las hormonas son algo así como los mensajeros del cuerpo. Se producen en células determinadas y viajan a otros puntos del organismo donde producen su efecto.

Las hormonas sexuales son aquellas producidas por los órganos sexuales y participan en la fertilidad y el desarrollo de los caracteres sexuales.

¿Qué tienen que ver estas hormonas con el proceso de envejecimiento del cerebro? Ahora te lo explico.

Lo primero: ¿qué es el envejecimiento?

El envejecimiento es un proceso inevitable que se caracteriza por una degeneración progresiva de las funciones fisiológicas y por un aumento de la tendencia a padecer enfermedades.

Este proceso de envejecimiento se da en todos los tejidos corporales, pero el cerebro es el más importante de ellos, debido a su papel principal en el funcionamiento del organismo.

Hay que destacar que las hormonas sexuales poseen propiedades antioxidantes y protectoras del sistema nervioso. La reducción de su secreción con la edad y por la menopausia se asocia con disfunciones en las mitocondrias, neuroinflamación, fallos en las sinapsis nerviosas y un aumento del riesgo de patologías relacionadas con la edad. Estas patologías son, en las sociedades occidentales, la principal causa de muerte junto con las enfermedades cardiovasculares.

Diferencias en el envejecimiento en hombres y mujeres

En los mamíferos, las hembras tienen una mayor esperanza de vida que los machos y en los humanos sucede lo mismo.

Además, parece que determinadas enfermedades neurodegenerativas se relacionan con el sexo. Por ejemplo, la enfermedad de Parkinson aparece más y a edades más tempranas en hombres. También se ha visto que los hombres de más de 40 años poseen un volumen menor en algunas áreas del cerebro y que tienen más problemas de memoria que mujeres de la misma edad.

Por otra parte, la prevalencia de la enfermedad de Alzheimer es mayor en mujeres postmenopáusicas y su deterioro cognitivo es también más rápido.

Efectos protectores de las hormonas sexuales sobre el cerebro

En el cerebro existen muchos receptores estrogénicos con numerosas funciones en los procesos cognitivos. Además, las hormonas sexuales, estrógenos y andrógenos, influyen en la capacidad de reparación del ADN, uno de los factores determinantes del envejecimiento.

Además también se ha sugerido que la reducción de la concentración de hormonas esteroideas puede ser responsable de la mayor aparición de Alzheimer en mujeres.

¿Qué te ha parecido este enfoque sobre el envejecimiento?

Déjame hacerte un resumen de los aspectos más destacados:

  • El envejecimiento del cerebro se asocia con la reducción de la función de tus neuronas.

  • La reducción de los niveles de las hormonas sexuales a medida que tenemos más edad juega un papel muy importante en esta reducción de funcionalidad neuronal.

  • Comprender cómo funcionan los mecanismos de envejecimiento nos puede ayudar a buscar nuevos caminos para tratar sus consecuencias.

Si te interesa el tema del envejecimiento, te dejo aquí un artículo sobre la glicación y otro sobre el envejecimiento de la piel y cómo tratarlo.

envejecimiento cerebro-min.jpg

Comment

Comment

La glicación o cómo el azúcar envejece tu piel

Los procesos de envejecimiento del cuerpo no son algo sencillo con una causa única.

En ellos influyen de forma simultánea muchos factores tanto externos como internos que afectan de forma distinta a cada persona, según su genética y sus circunstancias personales.

Entre estos factores destacan de forma especial dos procesos metabólicos, la glicación y la oxidación. Hoy me gustaría explicarte el primero de ellos, qué es y cómo provoca el envejecimiento de la piel. Vamos a ello.

¿Qué es la glicación?

Empezaré contándote en qué consiste.

La glicación es una reacción que se da entre ciertos azúcares como la fructosa y la ribosa y grupos de aminoácidos de una proteína.

En las células de la piel, la glucosa de la sangre reacciona con las fibras de colágeno y elastina que son la que aportan el armazón y la estructura a los tejidos.

Los productos que resultan tras esta reacción química se denominan AGE (son las siglas de su nombre en inglés Advanced Glycation End Products). Estos productos se acumulan en la matriz extracelular de la piel y provocan que las fibras proteicas se vuelvan más rígidas y más débiles y aparezcan los signos de envejecimiento.

Gran parte del conocimiento sobre este proceso proviene de estudios realizados acerca de la diabetes.

Se sabe, por ejemplo, que en diabéticos mal controlados, los altos niveles de azúcar mantenidos en sangre provocan daños en los tejidos conectivos, procesos inflamatorios crónicos y diferentes enfermedades como estrechamiento de vasos sanguíneos, lesiones en hígado y páncreas y procesos degenerativos.

Este proceso metabólico de glicación afecta a todas la células y el acúmulo de desechos es más evidente a medida que pasan los años.

Los signos externos visibles de este proceso comienzan a aparecer en torno a los 30-35 años, dependiendo de la circunstancias de cada persona. Con el paso de los años los mecanismos de defensa de las células contra este tipo de ataque van perdiendo eficacia, por lo que el resultado es más evidente.

¿Cómo evitamos las consecuencias de la glicación?

Quizá tras leer todo esto te haya surgido una inquietud: cómo eliminar los efectos de la glicación en tu piel.

Parece que la solución definitiva sería eliminar el azúcar del organismo, pero es importante recordar que no solo el azúcar refinado es responsable de la glicación, cualquier carbohidrato que ingerimos se convierte en glucosa en nuestro cuerpo.

No podemos eliminar la glicación, pero sí podemos ralentizar sus efectos.

Si renuncias al azúcar blanco, a los siropes de maíz altos en fructosa y el resto de carbohidratos refinados estarás dando un paso muy importante hacia la prevención de los daños producidos por la glicación en la piel.

Por otro lado, los carbohidratos complejos son de asimilación lenta y no provocan el rápido aumento de glucosa en sangre como ocurre con los refinados. Además, están acompañados de mayores cantidades de fibra alimentaria la cual ralentiza la absorción de los azúcares y cumple otras importantes funciones en el organismo como mantener una microbiota saludable.

También existen tratamientos cosméticos que ayudan a combatir los efectos de la glicación en la piel ya que favorecen la síntesis de colágeno. En este proceso se eliminan las fibras de colágeno afectadas por la glicación y se favorece la generación de nuevas fibras.

En Kare podemos ayudarte a combatir el envejecimiento de la piel.

Llámanos y te explicaremos cómo.

glicación y envejecimiento-min.jpg

Comment

Comment

Conoce y combate la inflamación silenciosa

La inflamación es un proceso que ocurre de forma natural en nuestro organismo. A pesar de las connotaciones negativas de la palabra, es imprescindible para la vida.

El problema aparece cuando la inflamación no sucede durante el proceso de curación propio del cuerpo sino que se vuelve crónica. Entonces recibimos de ella solo su parte negativa.

Hoy me gustaría explicarte algunos datos sobre este proceso de inflamación silenciosa y darte consejos que te ayuden a mejorar.

¿Qué es la inflamación?

La inflamación es, como decía antes, una reacción del cuerpo que forma parte de los procesos de curación. Está desencadenada por una infección o una lesión sufrida por el organismo. Tras esta agresión, el cuerpo libera sustancias mediadoras del proceso inflamatorio, como los eicosanoides.

Estos compuestos derivan de ácidos grasos poliinsaturados y funcionan de forma similar a las hormonas, aunque difieren de estas en dos características principales:

  • Se segregan prácticamente en todos los tejidos, no solo en glándulas endocrinas.
  • Son muy inestables químicamente, por lo que su acción es a nivel local.

Estos mediadores pueden ser proinflamatorios y antiinflamatorios. Los primeros causan una reducción de la resistencia física, provocan estrechamiento de las arterias y disparan el dolor mientras que los antiinflamatorios tienen un efecto opuesto.

Cuando se produce un desequilibrio entre ambos y aumentan los proinflamatorios ocurre una inflamación imperceptible de los tejidos u órganos que causa la irritación y lesión crónica de las células de los mismos: la llamada inflamación silenciosa.

¿Cuáles pueden ser las causas?

Este desequilibrio y la consiguiente inflamación crónica parece que se debe, sobre todo, al aumento de los niveles de insulina por el incremento de ingesta de carbohidratos.

Los altos niveles de insulina en sangre estimulan el cortisol y los eicosanoides proinflamatorios. Como consecuencia, se produce la inflamación celular.

La falta de ejercicio, una alimentación inadecuada que incluye muchos carbohidratos refinados y azúcar, así como la reducción de ácidos grasos antiinflamatorios como los Omega 3 provenientes del pescado, son causas más que probables de este proceso inflamatorio que favorece la aparición de enfermedades degenerativas y autoinmunes.

¿Cómo podemos combatir la inflamación crónica?

Realizar ejercicio de forma regular y mantener un peso adecuado, así como mejorar la alimentación y los suplementos nutricosméticos pueden ayudarnos en este caso. Una correcta nutrición siempre es un buen punto de partida en la búsqueda de soluciones a nuestros problemas de salud.

En este caso, es preciso basar la nutrición en una dieta antiinflamatoria. Al disminuir la ingesta de hidratos de carbono y azúcares refinados, reducimos los picos de insulina en sangre y su potencial efecto inflamatorio. El consumo de suplementos de ácidos grasos Omega 3 ayuda a reducir la inflamación en los tejidos y a controlar el apetito. Además colaboran en el control del peso y a mejorar tu concentración y nivel de energía.

En Kare trabajamos con los suplementos 180 the concept, nutricosmética que nos ayuda a sentirnos y vernos mejor. Si te interesa saber cómo puede ayudarte en tu caso, contacta con nosotras y pregúntanos lo que quieras saber.

inflamacion silenciosa-min.jpg

Comment

Comment

El envejecimiento facial: ¿por qué se producen las arrugas?

La cara es tu parte más visible cuando te presentas a otros y lo que te hace reconocible ante los demás. Por eso te gusta verte bien, que tu piel esté en buen estado.

Pero la piel del rostro es la más expuesta a las agresiones exteriores además de sufrir el paso del tiempo.

Una piel descuidada te añade años y puede crearte inseguridades. Vamos a ver en el artículo de hoy cómo puedes mejorar el aspecto de la cara y lucir una piel bonita y saludable.

¿Por qué aparecen las arrugas?

Las arrugas faciales son, junto con las manchas, los signos más evidentes de la edad en la piel.

Su aparición forma parte del proceso natural de envejecimiento y no suponen un problema de salud.

El proceso de aparición de las arrugas se debe a que, con el tiempo, la piel se vuelve más fina y se deshidrata, va perdiendo su elasticidad y también su capacidad natural para regenerarse después de las agresiones externas.

Esto conduce a la aparición de surcos en su superficie.

Lo habitual es que las primeras líneas sean las que corresponden a expresiones faciales muy repetidas. Esas marcas que aparecen con los movimientos realizados de forma continuada crean señales que serán cada vez más persistentes.

Cuando se utilizan los músculos faciales, se crea una línea bajo la superficie de la piel. Mientras somos jóvenes, la piel es elástica y recupera su forma inmediatamente pero la pérdida de flexibilidad provocada por el envejecimiento de las células hace que la recuperación sea más difícil.

¿Qué factores contribuyen a la aparición de arrugas?

Además del paso del tiempo, que es un factor que no se puede evitar, existen otros que sí podemos tratar de reducir para retrasar la aparición de las arrugas.

La exposición al sol, sin la adecuada protección, es uno de los factores que más influye.

Los rayos del sol rompen las fibras de colágeno y elastina presentes en la piel. Estas fibras forman el tejido conectivo y son las que dan soporte a la piel. Cuando este tejido se lesiona, la piel pierde flexibilidad y firmeza, apareciendo el descolgamiento de los tejidos que da lugar a las arrugas.

Proteger la piel del sol es uno de los métodos más efectivos para prevenir la aparición de las arrugas.

Hay otros hábitos poco saludables que también contribuyen a la aparición de arrugas en la piel, como el alcohol y el tabaco.

El alcohol provoca deshidratación y una piel deshidratada se arruga con más facilidad.

El tabaco es otro de esos factores evitables que envejecen la piel. Su consumo habitual empeora la circulación sanguínea, las células no reciben el oxígeno necesario y se acelera su proceso de envejecimiento.

¿Cómo se utiliza el ácido hialurónico en la cara?

La molécula de ácido hialurónico, como ya hemos explicado con anterioridad en el blog se utiliza para mejorar la hidratación profunda de la piel pero además sirve para rellenar arrugas, armonizar el aspecto general del rostro o devolver volumen a pómulos y labios.

Esta molécula se reabsorbe con el tiempo por lo que el efecto es temporal y es preciso volver a inyectar. Como beneficios destacan la sencillez de la técnica y la casi inexistencia de efectos secundarios ya que es una sustancia presente en el organismo de forma natural.

Si quieres más información, en Kare en Donostia podemos aclarar tus dudas para que sepas si este tratamiento puede ser adecuado para ti. Llámanos o pasa por aquí y te ayudaremos en lo posible.

acido hialuronico en arrugas-min.jpg

Comment

Comment

Reduce las manchas para mejorar el aspecto de tu piel

Los efectos a largo plazo de la exposición al sol en nuestra piel es algo que no nos preocupa demasiado cuando somos jóvenes, aunque en los últimos años las campañas de concienciación van dando su fruto y cada vez nos protegemos mejor.

Los rayos del sol envejecen la piel y provocan manchas con el paso del tiempo.

Hoy te hablo en este artículo de esas manchas de la cara que aparecen debido a otros factores además del sol. Te cuento aquí qué es el melasma.

¿Qué es el melasma?

El melasma es un tipo de coloración marrón o grisácea de la piel que aparece sobre todo en el rostro de las mujeres en edad fértil. No suele presentarse en hombres.

Se cree que su aparición se debe a la exposición excesiva a los rayos del sol sumada a la ingesta de hormonas como las que se encuentran en las píldoras anticonceptivas o a cambios hormonales internos como los que ocurren en la mujer durante el embarazo. De hecho, cuando aparece durante el embarazo tiene un nombre propio, el cloasma.

¿Qué causa la aparición del melasma?

No se conoce exactamente qué provoca el melasma aunque existen ciertos factores que influyen en su aparición.

Los cambios hormonales que se producen en la mujer tienen un gran peso. Pueden ser debidos a la administración de hormonas desde el exterior, con fines anticonceptivos o de reemplazo hormonal durante la menopausia o al aumento de estrógenos, progesterona y la hormona estimulante de los melanocitos que ocurre durante el segundo trimestre del embarazo.

Parece ser que la responsable de este aumento de pigmentación es la progesterona ya que las mujeres que reciben solo estrógenos durante la menopausia tienen menos posibilidades de desarrollar melasma.

También contribuyen a su aparición aquellos productos que irritan la piel.

Además no hay que olvidar que el componente hereditario es muy importante. Aquellas mujeres con antecedentes familiares tienen un mayor riesgo de sufrirlo.

La protección solar constante es imprescidible en estos casos si queremos intentar prevenir su aparición.

¿Dónde suele aparecer?

El lugar donde se presenta con mayor frecuencia (podriamos decir que casi en exclusiva) es la cara. Hay patrones diferentes pero el más habitual suele ser el que incluye barbilla, labio superior, frente y nariz. También puede aparecer en mandíbula o mejillas.

¿Qué se puede hacer cuando ya lo sufres?

Aparte de continuar protegiendo la piel frente al sol, para evitar el avance y el aumento de intensidad, hay tratamientos estéticos que podemos realizar para reducir el melasma.

En el centro Kare de Donostia tratamos estas manchas mediante peelings despigmentantes y antioxidantes. Se realizan unas seis sesiones que deben espaciarse cada 15 días.

También es posible realizar otro tipo de tratamiento que consiste en realizar la primera sesión en el centro y el resto en casa.

Recuerda que estos procedimeintos deben realizarse en invierno, para evitar al máximo la exposición al sol.

De todas formas, para saber cuál es el tipo de tratamiento que más te conviene y resolver dudas, ponte en contacto con nosotras para que podamos explicarte lo que necesites sobre el melasma.

peeling melasma-min.jpg

Comment

Comment

La mesoterapia te ayuda con la papada

Se acercan días de celebraciones familiares y con amigos. En estas fechas estamos muy acostumbrados a sacar fotografías como recuerdo de esos momentos. Pero a veces vemos detalles en ellas de los que no éramos conscientes. Y la papada es uno de ellos.

En el artículo de hoy me gustaría hablarte de esa preocupación estética que a veces es el invitado no deseado en las fotos.

¿Qué es y por qué aparece la papada?

La papada, también llamada doble barbilla por su localización y por el efecto visual que produce, consiste en la acumulación de una capa de grasa bajo la mandíbula.

La piel en esta zona es muy fina. Con el tiempo y el peso de esa capa de grasa acumulada, puede ceder y descolgarse. De este modo se crea la papada.

Las causas de su aparición suelen ser problemas de sobrepeso y mala alimentación, pero esto no es siempre así. Puede ocurrir que personas sin exceso de peso corporal presenten este problema estético.

La pérdida de firmeza de la piel debido al envejecimiento, la reducción del colágeno por el paso de los años o por la influencia genética pueden ser los detonantes para la aparición de la papada.

Incluso una mala postura, con la cabeza y los hombros hacia delante, puede contribuir a su aparición aunque no exista sobrepeso.

¿Cómo prevenir la aparición de la papada?

El proceso de formación de la papada puede comenzar a una edad temprana, incluso alrededor de los veinte años. La acumulación de la grasa en esta zona empeora si sigues una dieta poco saludable, fumas o te expones demasiado al sol, ya que estos factores favorecen la pérdida de la elasticidad natural de la piel. Es importante, por tanto, prevenir y comenzar por adoptar un estilo de vida más saludable.

Además, realizar ejercicios que tonifiquen la musculatura de esta zona, como el esternocleidomastoideo o el músculo platisma o cutáneo del cuello, ayudará a reforzar el lugar en el que aparece la papada.

¿Y cuando ya es visible?

Una vez que la papada ya está presente, para eliminarla podemos recurrir a la cirugía. Pero si no es tu intención pasar por el quirófano, hay otras técnicas a las que puedes recurrir como la mesoterapia facial para eliminarla.

La mesoterapia consiste en la inyección bajo la piel de sustancias que pueden realizar diferentes funciones. En este caso, se introducen mediante agujas muy finas compuestos que ayudan a disolver los acúmulos de grasa ya formados.

En el blog tienes un artículo sobre la mesoterapia facial, si te apetece leer más sobre el tema.

El proceso se realiza en varias sesiones, siempre observando la evolución en cada caso concreto para planificar su número. Tras el tratamiento, puede aparecer una cierta irritación o hematoma en la piel, secundario al proceso de inyección, que desaparecerá en poco tiempo. Esta técnica no requiere ningún tipo de convalecencia y el paciente puede retomar sus actividades habituales inmediatamente después de la sesión.

¿Qué te parece esta solución para la doble barbilla?

Si después de leer el artículo te parece que la mesoterapia puede ayudar en tu caso, ponte en contacto con nosotras en el centro Karmele y pregúntanos cualquier duda que tengas. Estaremos encantadas de aclararlas.

mesoterapia-papada-compressor.jpg

Comment

Comment

Elimina tus ojeras y luce un aspecto más descansado

Las ojeras son esas marcas que te delatan cuando no has dormido bien, si te sientes cansada o enferma. Aunque en ocasiones pueden estar presentes de forma permanente, muchas veces debido a tu genética.

Sobre todo en este último caso, cuando no desaparecen después de un maratón de sueño y descanso, es habitual que desees perderlas de vista. Es bastante molesto que a diario alguien te diga que pareces cansado o te pregunten si te sientes bien cuando la hiperpigmentación de esa zona no se va sin más después de dormir.

Hoy quiero hablarte sobre tus ojeras y ofrecerte una solución para que resulten menos evidentes. Por si te apetece olvidarte de ellas.

Sabes por qué aparecen las ojeras, ¿verdad?

Ojeras es un término muy genérico que suele incluir diferentes problemas estéticos que aparecen alrededor de los ojos.

Hay diferentes aspectos que influyen en la aparición de las ojeras permanentes, la mayor parte relacionados con la genética y con un componente hereditario.

Todos tenemos una zona más hundida en la zona orbital, donde termina el hueso. La profundidad de esa zona es un factor personal. Además hay personas que tienen menos grasa en esa zona y la hendidura es más acusada.

Además de la influencia de los genes, hay otros factores que pueden influir en la mayor pigmentación de las ojeras como la exposición al sol, la deshidratación, problemas de alergias y, por supuesto, los problemas de falta de sueño, tanto de calidad como de cantidad.

También hay que reseñar que las ojeras empeoran con el paso del tiempo. La circulación en la zona empeoran, los tejidos envejecen y se vuelven más frágiles y menos tersos. Se pierde colágeno que sostiene de forma natural los tejidos y todo ello influye en el aspecto de las ojeras.

Cómo el ácido hialurónico puede ayudarte

El ácido hialurónico es una molécula que retiene agua como una esponja, por lo que puede usarse para crear volumen bajo la piel. Presenta la ventaja, además, de que no es una molécula extraña o ajena al organismo que pueda producir rechazo.

En este mismo blog tenemos un artículo que te explica más detalles sobre el ácido hialurónico y su beneficios para la piel.

Por ello es una buena elección cuando queremos rellenar el espacio bajo la piel que crea las ojeras. El relleno con ácido hialurónico no cambia el color de la piel pero mejora su aspecto al eliminar la sombra que provoca el hundimiento.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

Primero se limpia la zona para minimizar el riesgo de infección derivado del procedimiento. Después se inyecta el producto bajo la piel mediante una aguja muy fina. No es doloroso así que no precisa anestesia. Tras esto se realiza un suave masaje en la zona para favorecer la distribución del producto.

El tiempo de recuperación es mínimo, aunque la zona puede aparecer un poco hinchada y enrojecida después. Estos son los únicos efectos secundarios esperados.

El ácido hialurónico se reabsorbe por el cuerpo a lo largo del tiempo así que será necesario repetir el procedimiento para mantener los resultados. El tiempo, aunque depende del paciente, suele estar alrededor de 8 meses.

¿Qué te parecería deshacerte de tus ojeras? Si después de leer el artículo crees que esta técnica puede ayudarte en tu caso, consúltanos y aclararemos las posibles dudas que te surjan.

relleno-de-ojeras-compressor.jpg

Comment

Comment

¿Sueñas con una piel más firme? Los hilos tensores pueden ayudarte

Los problemas de descolgamiento y flacidez de la piel tenían hasta hace no mucho tiempo una única solución: la cirugía.

El lifting quirúrgico era la alternativa para aquellas personas que querían recuperar una piel firme y tersa. Pero ahora existe otra opción, menos invasiva y con menos contraindicaciones que una operación: los hilos tensores.

Si te interesa recuperar un aspecto más joven, gracias a una piel más firme, sigue leyendo porque este artículo te interesa.

¿Qué son los hilos tensores?

Este procedimiento estético consiste en la inserción de unas suturas provisionales bajo la piel que producirán un estiramiento de la misma. Este será sutil pero visible.

No se elimina la piel descolgada sobrante sino que se utilizan unas suturas internas que la elevan. Gracias a esto, el efecto que se nota es el de una piel más firme, sin la flacidez previa.

Al mismo tiempo, otra de las ventajas de este procedimiento es que estimula el propio proceso de cicatrización del cuerpo. El organismo va a producir colágeno alrededor de los hilos insertados, en un intento del cuerpo de curar la cicatriz creada.

Este colágeno contribuye a que la piel de la zona esté más fuerte y más flexible.

Cuando vamos cumpliendo años, el cuerpo produce cada vez menos colágeno lo que reduce el grosor de la piel y la debilita. Además esto favorece la aparición de arrugas ya que el colágeno es el encargado de sujetar la piel.

Por tanto, ese estímulo para la creación de colágeno reduce el descolgamiento de la piel a la vez que mejora su aspecto externo.

¿Qué ventajas presentan los hilos tensores?

Las ventajas de este procedimiento frente a la cirugía tradicional se centran sobre todo en el menor tiempo de recuperación requerido.

Al ser una técnica menos invasiva y que no requiere anestesia general, puedes volver a tu vida normal sin problemas después de la sesión.

Además esto implica que puede ser la técnica de elección para personas que por patologías médicas o circunstancias personales especiales no pueden someterse a una cirugía tradicional.

Algunos pacientes pueden sentir unas mínimas molestias, enrojecimiento o inflamación pero no es lo más habitual. Con esta técnica resulta improbable el sangrado, la presencia de hematomas o la aparición de cicatrices visibles. Sí que puede suceder, en casos muy raros, la irritación, infección o que los hilos se vean a través de la piel. En ese caso, se retiran y el aspecto vuelve a ser el mismo que el anterior a la intervención.

¿En qué casos se recomienda esta técnica?

Dependiendo del tipo de hilos que se inserten, están indicados para reafirmar sin aportar volumen y también para redensificar el tejido. Por ejemplo, se utilizan mucho y con muy buenos resultados en personas con flacidez en la piel del cuello.

La técnica se realiza en una única sesión y se programa una siguiente visita para revisar su evolución.

Después de leer todo esto, ¿tienes curiosidad por saber si los hilos tensores podrían aplicarse con buenos resultados en tu caso?

No hay problema. Llámanos al Centro Karmele en Donostia y pregúntanos cualquier duda que te surja.

hilos-tensores.jpg

Comment