Se acercan días de celebraciones familiares y con amigos. En estas fechas estamos muy acostumbrados a sacar fotografías como recuerdo de esos momentos. Pero a veces vemos detalles en ellas de los que no éramos conscientes. Y la papada es uno de ellos.

En el artículo de hoy me gustaría hablarte de esa preocupación estética que a veces es el invitado no deseado en las fotos.

¿Qué es y por qué aparece la papada?

La papada, también llamada doble barbilla por su localización y por el efecto visual que produce, consiste en la acumulación de una capa de grasa bajo la mandíbula.

La piel en esta zona es muy fina. Con el tiempo y el peso de esa capa de grasa acumulada, puede ceder y descolgarse. De este modo se crea la papada.

Las causas de su aparición suelen ser problemas de sobrepeso y mala alimentación, pero esto no es siempre así. Puede ocurrir que personas sin exceso de peso corporal presenten este problema estético.

La pérdida de firmeza de la piel debido al envejecimiento, la reducción del colágeno por el paso de los años o por la influencia genética pueden ser los detonantes para la aparición de la papada.

Incluso una mala postura, con la cabeza y los hombros hacia delante, puede contribuir a su aparición aunque no exista sobrepeso.

¿Cómo prevenir la aparición de la papada?

El proceso de formación de la papada puede comenzar a una edad temprana, incluso alrededor de los veinte años. La acumulación de la grasa en esta zona empeora si sigues una dieta poco saludable, fumas o te expones demasiado al sol, ya que estos factores favorecen la pérdida de la elasticidad natural de la piel. Es importante, por tanto, prevenir y comenzar por adoptar un estilo de vida más saludable.

Además, realizar ejercicios que tonifiquen la musculatura de esta zona, como el esternocleidomastoideo o el músculo platisma o cutáneo del cuello, ayudará a reforzar el lugar en el que aparece la papada.

¿Y cuando ya es visible?

Una vez que la papada ya está presente, para eliminarla podemos recurrir a la cirugía. Pero si no es tu intención pasar por el quirófano, hay otras técnicas a las que puedes recurrir como la mesoterapia facial para eliminarla.

La mesoterapia consiste en la inyección bajo la piel de sustancias que pueden realizar diferentes funciones. En este caso, se introducen mediante agujas muy finas compuestos que ayudan a disolver los acúmulos de grasa ya formados.

En el blog tienes un artículo sobre la mesoterapia facial, si te apetece leer más sobre el tema.

El proceso se realiza en varias sesiones, siempre observando la evolución en cada caso concreto para planificar su número. Tras el tratamiento, puede aparecer una cierta irritación o hematoma en la piel, secundario al proceso de inyección, que desaparecerá en poco tiempo. Esta técnica no requiere ningún tipo de convalecencia y el paciente puede retomar sus actividades habituales inmediatamente después de la sesión.

¿Qué te parece esta solución para la doble barbilla?

Si después de leer el artículo te parece que la mesoterapia puede ayudar en tu caso, ponte en contacto con nosotras en el centro Karmele y pregúntanos cualquier duda que tengas. Estaremos encantadas de aclararlas.

mesoterapia-papada-compressor.jpg

Comment