La cara es tu parte más visible cuando te presentas a otros y lo que te hace reconocible ante los demás. Por eso te gusta verte bien, que tu piel esté en buen estado.

Pero la piel del rostro es la más expuesta a las agresiones exteriores además de sufrir el paso del tiempo.

Una piel descuidada te añade años y puede crearte inseguridades. Vamos a ver en el artículo de hoy cómo puedes mejorar el aspecto de la cara y lucir una piel bonita y saludable.

¿Por qué aparecen las arrugas?

Las arrugas faciales son, junto con las manchas, los signos más evidentes de la edad en la piel.

Su aparición forma parte del proceso natural de envejecimiento y no suponen un problema de salud.

El proceso de aparición de las arrugas se debe a que, con el tiempo, la piel se vuelve más fina y se deshidrata, va perdiendo su elasticidad y también su capacidad natural para regenerarse después de las agresiones externas.

Esto conduce a la aparición de surcos en su superficie.

Lo habitual es que las primeras líneas sean las que corresponden a expresiones faciales muy repetidas. Esas marcas que aparecen con los movimientos realizados de forma continuada crean señales que serán cada vez más persistentes.

Cuando se utilizan los músculos faciales, se crea una línea bajo la superficie de la piel. Mientras somos jóvenes, la piel es elástica y recupera su forma inmediatamente pero la pérdida de flexibilidad provocada por el envejecimiento de las células hace que la recuperación sea más difícil.

¿Qué factores contribuyen a la aparición de arrugas?

Además del paso del tiempo, que es un factor que no se puede evitar, existen otros que sí podemos tratar de reducir para retrasar la aparición de las arrugas.

La exposición al sol, sin la adecuada protección, es uno de los factores que más influye.

Los rayos del sol rompen las fibras de colágeno y elastina presentes en la piel. Estas fibras forman el tejido conectivo y son las que dan soporte a la piel. Cuando este tejido se lesiona, la piel pierde flexibilidad y firmeza, apareciendo el descolgamiento de los tejidos que da lugar a las arrugas.

Proteger la piel del sol es uno de los métodos más efectivos para prevenir la aparición de las arrugas.

Hay otros hábitos poco saludables que también contribuyen a la aparición de arrugas en la piel, como el alcohol y el tabaco.

El alcohol provoca deshidratación y una piel deshidratada se arruga con más facilidad.

El tabaco es otro de esos factores evitables que envejecen la piel. Su consumo habitual empeora la circulación sanguínea, las células no reciben el oxígeno necesario y se acelera su proceso de envejecimiento.

¿Cómo se utiliza el ácido hialurónico en la cara?

La molécula de ácido hialurónico, como ya hemos explicado con anterioridad en el blog se utiliza para mejorar la hidratación profunda de la piel pero además sirve para rellenar arrugas, armonizar el aspecto general del rostro o devolver volumen a pómulos y labios.

Esta molécula se reabsorbe con el tiempo por lo que el efecto es temporal y es preciso volver a inyectar. Como beneficios destacan la sencillez de la técnica y la casi inexistencia de efectos secundarios ya que es una sustancia presente en el organismo de forma natural.

Si quieres más información, en Kare en Donostia podemos aclarar tus dudas para que sepas si este tratamiento puede ser adecuado para ti. Llámanos o pasa por aquí y te ayudaremos en lo posible.

acido hialuronico en arrugas-min.jpg

Comment