Los efectos a largo plazo de la exposición al sol en nuestra piel es algo que no nos preocupa demasiado cuando somos jóvenes, aunque en los últimos años las campañas de concienciación van dando su fruto y cada vez nos protegemos mejor.

Los rayos del sol envejecen la piel y provocan manchas con el paso del tiempo.

Hoy te hablo en este artículo de esas manchas de la cara que aparecen debido a otros factores además del sol. Te cuento aquí qué es el melasma.

¿Qué es el melasma?

El melasma es un tipo de coloración marrón o grisácea de la piel que aparece sobre todo en el rostro de las mujeres en edad fértil. No suele presentarse en hombres.

Se cree que su aparición se debe a la exposición excesiva a los rayos del sol sumada a la ingesta de hormonas como las que se encuentran en las píldoras anticonceptivas o a cambios hormonales internos como los que ocurren en la mujer durante el embarazo. De hecho, cuando aparece durante el embarazo tiene un nombre propio, el cloasma.

¿Qué causa la aparición del melasma?

No se conoce exactamente qué provoca el melasma aunque existen ciertos factores que influyen en su aparición.

Los cambios hormonales que se producen en la mujer tienen un gran peso. Pueden ser debidos a la administración de hormonas desde el exterior, con fines anticonceptivos o de reemplazo hormonal durante la menopausia o al aumento de estrógenos, progesterona y la hormona estimulante de los melanocitos que ocurre durante el segundo trimestre del embarazo.

Parece ser que la responsable de este aumento de pigmentación es la progesterona ya que las mujeres que reciben solo estrógenos durante la menopausia tienen menos posibilidades de desarrollar melasma.

También contribuyen a su aparición aquellos productos que irritan la piel.

Además no hay que olvidar que el componente hereditario es muy importante. Aquellas mujeres con antecedentes familiares tienen un mayor riesgo de sufrirlo.

La protección solar constante es imprescidible en estos casos si queremos intentar prevenir su aparición.

¿Dónde suele aparecer?

El lugar donde se presenta con mayor frecuencia (podriamos decir que casi en exclusiva) es la cara. Hay patrones diferentes pero el más habitual suele ser el que incluye barbilla, labio superior, frente y nariz. También puede aparecer en mandíbula o mejillas.

¿Qué se puede hacer cuando ya lo sufres?

Aparte de continuar protegiendo la piel frente al sol, para evitar el avance y el aumento de intensidad, hay tratamientos estéticos que podemos realizar para reducir el melasma.

En el centro Kare de Donostia tratamos estas manchas mediante peelings despigmentantes y antioxidantes. Se realizan unas seis sesiones que deben espaciarse cada 15 días.

También es posible realizar otro tipo de tratamiento que consiste en realizar la primera sesión en el centro y el resto en casa.

Recuerda que estos procedimeintos deben realizarse en invierno, para evitar al máximo la exposición al sol.

De todas formas, para saber cuál es el tipo de tratamiento que más te conviene y resolver dudas, ponte en contacto con nosotras para que podamos explicarte lo que necesites sobre el melasma.

peeling melasma-min.jpg

Comment