En el verano, cuando llega el calor, es muy habitual sentir que las piernas se hinchan. Sobre todo, si pasas mucho tiempo de pie, quieta en la misma postura, notarás los pies y los tobillos inflamados al final del día.

Esto provoca dolor y cansancio. Las piernas cansadas son mucho más habituales en esta época del año.

¿Sabes por qué ocurre? Si te interesa conocer las causas de este problema, sigue leyendo y te lo cuento.

El sistema circulatorio: algunos datos que te interesa saber

El sistema circulatorio se encarga de llevar la sangre a todas las partes del cuerpo. La sangre es el medio en que se transportan los nutrientes y el oxígeno necesarios para la vida, así que un sistema circulatorio en buen estado es primordial para mantener una buena salud.

El sistema circulatorio se compone del corazón, que es la bomba que impulsa la sangre, y los vasos sanguíneos por los que esta circula.

Existen dos sistemas circulatorios en el cuerpo.

Por un lado tenemos el sistema circulatorio pulmonar. Es el que lleva a sangre a los pulmones para realizar el intercambio gaseoso, dejar el dióxido de carbono que será eliminado y recoger oxígeno para transportarlo a todas las células.

Por otra parte, está el sistema circulatorio sistémico. La sangre regresa de los pulmones cargada de oxígeno y el corazón la bombea hacia el organismo.

Los vasos sanguíneos que llevan la sangre oxigenada son las arterias. La arteria principal que sale del corazón es la aorta y a partir de ella se van creando ramas que alcanzan todo el organismo.

A cada célula llegan los capilares, las ramificaciones más pequeñas con paredes muy finas que permiten que el oxígeno y los nutrientes pasen a las células. Estos se conectan con unas venas finísimas que recogen dióxido de carbono y productos de desecho para su eliminación.

Las venas transportan la sangre de vuelta al corazón. En su interior existen unas válvulas que la fuerzan a circular en la dirección correcta. Cuando estas válvulas no son eficaces, se dificulta el retorno de la sangre de las piernas (que tiene que circular en contra de la gravedad) lo que provoca hinchazón y edema.

La sangre retenida produce dilatación de las venas, lo que se conoce como varices, que no son más que venas insuficientes.

¿Qué se siente con una insuficiencia venosa leve?

Lo más evidente es la inflamación de los miembros inferiores por el líquido que se acumula.

Además es muy común notar dolor, hormigueo y picor en las piernas debido a la dificultad de retorno de la sangre.

Es más habitual en mujeres debido a la influencia de las hormonas femeninas en este proceso, pero también los hombres pueden sufrirlo.

¿Qué factores pueden favorecer la pesadez de piernas por insuficiencia venosa?

Los cambios hormonales provocan el aumento de la retención de líquido, lo que causa mayor dificultad en el retorno venoso desde los miembros inferiores.

La genética también cuenta en este caso. La predisposición a padecer varices va grabada en nuestros genes y el paso de los años hace que se manifiesten.

Por supuesto, los hábitos de vida sedentarios y la mala alimentación, así como el consumo de tabaco que empeora la circulación son factores a evitar si quieres mejorar la hinchazón y pesadez de las piernas.

En Kare tenemos un programa específico para mejorar la sensación de cansancio en las piernas. Si te interesa, consúltanos y te explicaremos los detalles.

piernas cansadas-min.jpg

Comment